domingo, 28 de julio de 2019

Curso básico para yutuber


En una soleada mañana en agosto o septiembre de 2017 vi una publicación en redes sobre unos cursos en el Vive Digital y preciso había uno cerca a mi casa.  Me había registrado para el de fotografía y el lunes en la tarde cuando empezaban las clases llovió tanto, pero tanto, que a mitad de camino rumbo a clase tocó devolverme a casa porque ya estaba lavado, y eso que llevaba botas y una buena sombrilla.

Hasta el miércoles pude acercarme al Vive Digital creyendo que había clase de fotografía, pero empezaba un curso sobre producción audiovisual y más enfocado a contenidos web.  Decidí tomar éste y más por lo necesario que es aprender el lenguaje de redes, te da un giro total a lo que ya tienes acostumbrado sobre las producciones audiovisuales de cine y televisión tradicionales.


El proyecto que creamos con los compañeros de clase fue interesante hasta que los egos comenzaron a crear conflictos, incluyendo el mio, y no es que me haya comportado como una piedra en el zapato para otros, pero si me aburrió la actitud de los demás.  Triste admitir que estuve a punto de tirar la toalla pero retomé mi labor como director de arte.

De siempre estar detrás de cámara como fotofija o asistente de cámara o de luces, estar como director de arte fue una novatada inmensa.  Al no tener presupuesto no podíamos conseguir todos los elementos que necesitábamos, improvisamos y mi equipo de arte... gracias por estar pendientes pero ni yo mismo di la talla.

El día de grabación fue lo más cómico pues como decía, los egos empezaron a chocar.  Hubo cruce de opiniones, definíamos un tema y luego nos damos cuenta que estábamos jugando a un teléfono roto porque se hacía lo contrario.  Agrégale que había personas que no estuvieron presentes durante todo el rodaje y preciso cuando iban, su única función era joder.  Sobre mi función, di lo mejor que pude; hice un esfuerzo de no intervenir con cámara, pero apoyé un poco con el detrás de cámara y cositas que podían usarse en redes.

Haciendo una retrospectiva, triste no hablar bien de este proyecto y pues como decía, los egos nos jugaron una mala pasada.  Pero si quedan las enseñanzas sobre el lenguaje audiovisual para redes sociales el cual es muy rápido, hay que impactar en menos de 5 segundos, crear contenidos que duren menos de 5 minutos; algo totalmente contrario a lo que veo en youtube donde son videos de 8, 15 o hasta 60 minutos.  Pero lo concreto es, a cada audiencia le das lo que ellos buscan.

La parte dolorosa del curso es la triste realidad que fomentamos la siembra y cosecha de estupideces.  Se comentaba que los videos que fácilmente monetizan son los que tienen como única función (en mi opinión) enbrutecer al publico; en caso de dudas, mira los contenidos de bloopers, gente jugando videos juegos o memes, tantos memes.

La enseñanza magna de todo esto, como todo en la vida, es aplicar el conocimiento aprendido. Supremamente importante tener un equipo determinado o ser uno mismo el equipo determinado; tener criterio y saber que vender, la constancia de estar todos los días, cada tres días o cada semana publicando; respondiendo comentarios y evitar sentirse indignado por las opiniones a ratos o casi siempre indignantes.










   

No hay comentarios: